TODO LO QUE QUISISTES SABER SOBRE LAS HORAS EXTRAS Y NADIE SE ATREVIÓ A CONTARTE

TODO LO QUE QUISISTES SABER SOBRE LAS HORAS EXTRAS Y NADIE SE ATREVIÓ A CONTARTE

¿Es verdad que a partir de las 8 horas de jornada ya se considera hora extra?

No, este es un mito muy extendido pero no es así. Por ejemplo, hay muchas empresas donde se trabaja 8,5h al día durante 4 días y los viernes se hace intensiva… También hay empresas que pactan una distribución irregular de la jornada, haciendo 10 o incluso 11 horas diarias, que se compensan con horas libres en los días siguientes.

¿Entonces cuando se considera que son horas extras?

Habrá que mirar caso por caso, pero si por ejemplo tu contrato pone 40 horas semanales y siempre haces 50, está claro que estás haciendo horas extras.

¿Cuál es el máximo de horas extras que puedo hacer cada año?

En principio 80 horas si trabajas a tiempo completo. Si trabajas a media jornada, la mitad… Y así según porcentaje. Ojo, si haces horas extras y después te las compensan con descanso, no contarán como horas extras realizadas sino que el “contador” de horas extras se pondrá a cero porque se entiende que ya no son extras al haber podido descansar. Si te las pagan sí que entra al cómputo de las 80 horas.

¿Me tienen que pagar más por la hora extra que por una hora normal?

La lógica viene a decir que si, pero no tiene por qué ser así. Habrá que mirar el convenio colectivo para averiguarlo, pero no es obligatorio que así sea. Eso sí, el valor de la hora extra será, como mínimo, el de la hora normal. En caso de horas extras nocturnas o festivas sí que se debe cobrar más o compensar con más descanso del habitual.

¿Cómo se calcula el precio de la hora extra?

En condiciones normales se calcula dividiendo tu salario bruto anual entre las horas de trabajo que estipule el convenio colectivo. Así pues, para un salario bruto anual de 14.000€ en un convenio que estipule 1800 horas de trabajo anuales, el importe del precio hora será 14.000 / 1800 = 7,78€. No obstante, siempre habrá que mirar el convenio colectivo para ver si regula algo específico al respecto.

¿Me pueden obligar a hacer horas extras?

NO, y bien grande y rotundo este no. Las horas extras son de carácter voluntario y la empresa no puede obligarte a hacerlas. Solamente es obligatorio hacerlas en caso de fuerza mayor: una inundación, un incendio, etc… La realidad es que muchos despidos vienen provocados por una negativa a hacer horas extras, por lo que si véis que puede haber problemas por este tema, puede ser básico tener testigos y en su defecto grabar con el móvil la conversación con el jefe. Si la empresa te despide por negarte a hacer horas extras estaríamos ante un despido NULO (no improcedente, sino nulo), por lo que ni pagando todo el oro del mundo la empresa podría echarte, estarían obligados a readmitirte.

¿Cómo puedo demostrar que hago horas extras no cobradas?

Este es el gran problema de las horas extras… Que si se reclaman judicialmente, hay que demostrar todas y cada una de las horas extras para poder percibirlas. Aquí cobra especial importancia asesorarse desde el primer momento, ya que habrá que trazar una estrategia enfocada a poder recoger pruebas de dichas horas extras, que nunca será igual para dos casos. Aquí os ponemos unos cuantos ejemplos de pruebas válidas, NO SIEMPRE pero sí si se ponen en contexto con otras pruebas adicionales:

-Conversaciones vía whatsapp con el jefe.

-Navegación y registros informáticos en los ordenadores del trabajo.

-Grabaciones de audio o vídeo.

-Tiques de las registradoras o balanzas.

-Testifical de clientes.

-Emails enviados a compañeros o clientes fuera del horario de trabajo.

-Partes de trabajo con firma de la empresa donde se acredite hacer más horas de las estipuladas en contrato (debe llevar firma de la empresa para que sea válido)

-Y todo aquello que ayude a demostrar que estabas presente en el puesto de trabajo fuera de tu jornada laboral.

¿Es recomendable pedir a la empresa el pago de horas extras antes de demandar?

Esto ya es una decisión personal de cada trabajador que debe valorar cual puede ser la reacción de la empresa ante esta petición. Las posibles consecuencias ya las sabemos todos en algunos casos: despido fulminante. Antes de comunicarlo a la empresa, recomendamos contactar con un Experto Laboral para elaborar una buena estrategia al respecto.