Los salarios deben recuperar poder adquisitivo para relanzar la economía y el empleo

Los salarios deben recuperar poder adquisitivo para relanzar la economía y el empleo