DEVENGO DE VACACIONES

El Tribunal Supremo aborda la cuestión planteada en distintas ocasiones sobre la prescripción de la compensación económica sustitutiva del disfrute de las vacaciones cuando no pueden disfrutarse por permanecer en situación de IT durante un […]

Saben muy bien que para adquirir riquezas hay varios caminos. Uno, el más largo y penoso, es el del trabajo. Por ese camino la mayor parte de las veces le sorprende a uno la muerte antes de llegar al fin. Otro camino, más breve, pero lleno de peligros, es el del manejo de la ganzúa y la palanqueta. Pero hay, sobre todo, un camino brillante y seguro: en él la ganzúa se sustituye con ventaja por una ley, y la palanqueta por un reglamento. Hechos la ley y el reglamento en provecho propio, ya se puede entrar con entera confianza en la morada del vecino trabajador y arrebatarle cuanto haya producido con su trabajo.
J. Besteiro