EL TRIBUNAL CONSTITUCIONAL RESTRINGE LA PROTECCIÓN LABORAL DE LAS MUJERES EMBARAZADAS

El Tribunal Constitucional ha denegado el amparo a una mujer que fue despedida cuando estaba embarazada. En una polémica sentencia, que cuenta con cinco votos discrepantes, el tribunal considera que el despido a una gestante no puede ser anulado cuando se trata de una “extinción de contrato en periodo de prueba”.

 

“No cabe extender la protección dispensada para el despido a la resolución contractual en periodo de prueba”, señala el fallo con el que el Constitucional limita la protección laboral a las embarazadas.

 

El despido se produjo en 2009 cuando la mujer fue contratada como comercial con un contrato de seis meses de duración, prorrogables automáticamente por períodos iguales y tras pactar un periodo de prueba de dos meses. En el momento de la firma del contrato, el 24 de junio, la trabajadora estaba embarazada, aunque no consta que la empresa tuviera conocimiento de su estado. El 4 de agosto, la empresa comunicó a la trabajadora la extinción del contrato por “no superación del periodo de prueba” y la gestante lo recurrió al entender que había sido despedida porque la empresa se enteró de su embarazo.

 

 “La sentencia asigna una menor protección a la embarazada en periodo de prueba, minusvalorando la vigencia de los derechos fundamentales”.