LA REFORMA LABORAL NO CREA EMPLEO Y EMPEORA LA SITUACIÓN DE LOS JÓVENES

UGT DENUNCIA QUE EN MADRID EL PARO CRECE A COSTA DE LOS TRABAJADORES JÓVENES

Los datos del paro registrado aportados hoy por el Ministerio de Trabajo y correspondientes al mes de septiembre de 2010 abundan una vez más en los efectos de la crisis en que estamos, así como en los malos resultados que para la dualidad del mercado de trabajo está produciendo la reciente reforma laboral.

Así, en nuestra región el paro ha subido en 3.034 personas más (un 0.65% más que el mes anterior), hasta los 471.643 trabajadores en situación de desempleo. Madrid es la sexta provincia en la que más ha subido el paro en términos absolutos.

En el último año el paro se ha incrementado en nuestra región en 40.859 personas, un 9.48% más que el mes de septiembre de 2009. Una vez más, el dato es peor que el del Estado: en España el paro durante el último año subió un 8.31%.

En la composición del paro de nuestra comunidad, vemos cómo nuevamente el sector servicios es el más afectado (2.518 desempleados más). Aunque descendió ligeramente en construcción (-720), agricultura (-73) e industria (-294), el colectivo sin empleo anterior también se comportó negativamente (1.603 parados más). Si bien resulta positivo comprobar cómo el desempleo desciende por primera vez en el sector industrial, es decepcionante por otro lado comprobar, una vez más, que la economía madrileña sigue sufriendo el desempleo volátil del sector servicios, cuando nuestra comunidad supuestamente estaría a salvo de los peores efectos estacionales del verano, según las declaraciones de los responsables políticos de la Comunidad.

Cabe señalar asimismo, con toda rotundidad, que uno de los efectos más perversos de la presente crisis es el intenso incremento de la temporalidad. Los datos en este sentido no hacen más que empeorar: solamente un 14.91% de los contratos firmados en Madrid en este último mes (uno de cada siete) es indefinido. Además, estas cifras son peores que las del año pasado: en plena crisis, en septiembre de 2009, aún se firmaban más de un 16% de contratos indefinidos.

Por último, UGT-Madrid denuncia que este mes el paro ha afectado muy especialmente a la población joven de Madrid. Tanto, que entre los mayores de 25 años el paro ha bajado (2.041 parados y paradas menos), mientras entre los menores de 25 años el paro ha subido en 5.075 personas.

Efectivamente estamos comprobando cómo los primeros frutos de la reforma laboral aprobada por el gobierno de la nación y aplaudida por los sectores políticos y económicos más reaccionarios, no produce sino el mismo efecto que pretendía combatir: el aumento de la dualidad en el mercado de trabajo y la precarización progresiva del nuevo empleo. Con esta reforma laboral el gobierno no sólo recoge malos datos, sino que ha recogido el rechazo expreso y rotundo de los trabajadores del pasado 29 de septiembre en forma de huelga general. Los responsables políticos a todos los niveles no pueden sino oír la voz de los trabajadores en la calle y actuar con responsabilidad en consecuencia.