EL GOBIERNO CEDE ANTE LOS SINDICATOS Y SE RECUPERA LA JUBILACIÓN A LOS 61 AÑOS PARA LOS DESPEDIDOS CON CONVENIO

El Ministerio de Empleo y Seguridad Social ha acordado hoy cambiar el criterio por el que se denegó la jubilación anticipada a los 61 años a unos 1.400 trabajadores que perdieron su empleo antes del 1 de abril de 2013, pero habían seguido pagando la cotización a la Seguridad Social.

Tras reunirse con UGT y otros agentes sociales, el secretario de Estado de la Seguridad Social, Tomás Burgos, ha explicado que han consensuado un nuevo criterio interpretativo que corrige el que se había adoptado a principios de agosto para los afectados por la legislación anterior a la reforma llevada a cabo en 2013.

Según ha explicado Burgos, desde agosto unas 1.400 personas han visto denegado su acceso a la jubilación anticipada a pesar de que tenían suscritos convenios individuales con la Seguridad Social, por los que habían seguido cotizando de su bolsillo tras ser despedidos y que les permitían retirarse a los 61 años.

La denegación les obligaba a esperar a los 63 años para poder jubilarse, conforme a la legislación de 2013.

Con el cambio interpretativo todos los que tenían suscrito un convenio con la Seguridad Social que les permitía acogerse a la legislación anterior podrán seguir haciéndolo. En total, unas 30.000 personas que irán cumpliendo 61 años de aquí a 2019.

En los próximos días la Seguridad Social se pondrá en contacto con los 1.400 afectados a los que se les ha denegado la jubilación anticipada para informales del cambio de criterio y del mantenimiento de su derecho en los términos que tenían previsto.