Es imprescindible un crecimiento real de los salarios para dinamizar el consumo y la demanda interna

Es imprescindible un crecimiento real de los salarios para dinamizar el consumo y la demanda interna